23/12/2014
perro-enfermo6-min

LEISHMANIOSIS, MUCHO CUIDADO !!!

Nuestra amiga y colaboradora Amaya, excelente veterinaria nos hace un resumen de los cuidados y las prevenciones que hay que tener para proteger a nuestros queridos de tan terrible enfermedad.

 

También llamada la “enfermedad del mosquito” ya que es un mosquito del género Phlebotomo el que la transmite. La Leishmania es un parásito que se disemina por la sangre y que provoca una enfermedad muy grave en perros. Puede dañar distintos órganos del cuerpo, por lo que los síntomas que produce van desde problemas digestivos (vómitos, diarrea, adelgazamiento…) o renales (sangre en la orina, insuficiencia renal…) hasta cuadros cutáneos (calvas, heridas que no curan, piel en mal estado, uñas que crecen demasiado…) o signos generales (tristeza, falta de actividad, falta de apetito…). En la actualidad existen distintos tratamientos que, en un gran número de animales, logra controlar la enfermedad y permitir que lleven una vida normal. Sin embargo es muy importante la prevención, que se basa en tres métodos:

 

 

1. Diagnostico precoz: todos los años, durante el invierno, debemos realizar un test de leishmaniosis en el veterinario. Sólo se necesita una gota de sangre y en unos minutos tendremos el resultado. Esto permite diagnosticar a tiempo a los animales infectados -mejorando mucho el pronóstico- o asegurar que los métodos de prevención usados esa temporada han sido efectivos.

 

 

2. Métodos preventivos: existen antiparasitarios externos en el mercado que, además de proteger a nuestra mascota frente a pulgas y garrapatas, también actúan como repelentes del mosquito transmisor de esta enfermedad. El veterinario es quien mejor puede orientarnos sobre qué métodos son los más adecuados para nuestro perro y, una vez elegidos, debemos usarlos siempre que la temperatura esté por encima de los 15ºC durante toda la vida del animal.

 

 

3. Vacuna: desde hace unos años tenemos en España una vacuna frente a la leishmaniosis. Es un método muy eficaz para combatirla y se puede poner a cualquier perro mayor de 6 meses.

Es importante recordar que a través de este mosquito las personas también se pueden contagiar de leishmaniosis, por lo que una buena prevención y un diagnóstico a tiempo son la clave para disfrutar de forma segura de nuestra mascota.

 

 

Fuente:  Amaya Gutiérrez

Veterinaria Asociación AVUCAAN

 

Fuente fotográfica: Periódico la noticia